Muchos laberintos de espejos ni siquiera tienen forma de laberinto, son solo muchos espejos colocados uno al lado del otro creando la ilusión de un laberinto y multiplicando esa ilusión ✨ hasta el infinito✨. Así es un poco como me siento cada día navegando la cultura contemporánea: abrumada por la cantidad de reflejos que se multiplican a mi alrededor, por la cantidad de pestañas sin cerrar en mi navegador, por la ilusión de verme rodeada del infinito. Sin embargo, un laberinto de espejos es también un juego y aquí, amigas, hemos venido a jugar.

Esta newsletter es una extensión un poco más elaborada de lo que escribo en mis notas del móvil, un intento por comprender y descifrar esos espejismos que nos rodean y por compartir las crisis existenciales que me asaltan a cada minuto. Esto va, como ya habréis podido adivinar, de intentar entender mejor el mundo para entenderme mejor a mí misma. En ella encontrarás cosas sobre feminismo, libros, comida, cultura pop, fenómenos de internet y otros inesperados intereses que ni yo misma sé que tengo todavía.

Si nos conocemos en persona, holaaa y gracias por pasarte por aquí y por leerme <3 Si no es así y quieres saber alguna cosa más sobre mí, por aquí te dejo mi web y mi Instagram. Nos vemos en el laberinto, queridas.